jueves, agosto 12, 2010

¿PARA QUÉ LA MUJER TRABAJA COMO HOMBRE?


¿Qué tal una sociedad donde las mujeres fueran madres? Los hijos serían mejor criados por la sencilla razón de que el amor entre más se reciba, más aprovecha. Mejor criados, mejor educados, mejor levantados. Con mayor potencial para una vida plena y como consecuencia de la suma de muchas vidas plenas, el mundo sería mejor. Pero desafortunadamente las fuerzas ocultas y no tan ocultas que gobiernan al mundo, arrastraron a la mujer a ser parte del mercado laboral y entonces dejó de ser madre. Los hijos se crían solos. No vale darse consuelo pensando que lo que importa es la calidad de los minutos que se pasan con el chico(a), es decir, que la madre llega cansada de su trabajo a las 7 de la noche y les da gran amor hasta las 8, porque a esa hora el chiquillo se duerme, en vista de que todos los días se levanta a las 4:30 a. m. para llegar al colegio a las 6. El amor de una madre no tiene ningún sucedáneo en el universo, y por lo mismo no es igual tener a mamá solo una hora al día que tenerla 24.

¡Dichosos tiempos en que los hijos tenían mamá de tiempo completo! No hay que ser psicólogo, ni educador, ni cosa parecida para darse cuenta de que el mundo ha caído muy bajo al quitarle las madres a sus críos. ¡Todo por el dinero! Si mamá no trabaja, los hijos morirán de hambre. Y si trabaja, los hijos morirán de frio. Un frio que cala el alma y que no abandona nunca más al ser humano que creció solo. Claro, todos o la mayoría de quienes nacimos en la era industrial crecimos solos y aquí estamos. No hemos muerto, pero la conciencia nos dice que hubiera sido mejor con mamá. Basta ver nuestra sociedad: buena parte de sus aberraciones surgen de la falta de mamá que tuvieron los adultos que la conformamos. Se puede preguntar a cualquier papá: ¿Cree usted que su esposa hace mejor papel como madre de sus hijos que como empleada en una empresa? La respuesta que la conciencia desde el fondo de ese padre grita es que SÍ. Desafortunadamente, y eso es otro doloroso tema, hay pocos papás a quienes preguntarle. Las mamás ahora son solteras.

Si preguntamos a una mujer de hoy si preferiría estar en su casa criando a sus hijos, muchísimas se van a sentir ofendidas. Van a contestar que ellas son inteligentes y que son profesionales y que esto y lo otro y que no se van a ‘desperdiciar’ lavando y planchando. El mundo está al revés. Los valores están invertidos. No hay mayor privilegio que criar niños, la humanidad del futuro. Pero parece que gracias al consumismo, eso es una labor de ‘poca categoría’. Pero resulta que en la Naturaleza nada hay de ‘poca categoría’. El macho está hecho por la naturaleza para tomar los frutos del mundo con fuerza e inteligencia. Las hembras están dotadas para preservar la naturaleza y disponer de sus frutos.

Así como en muchas sociedades se legisla para cosas que rompen todos los esquemas, por ejemplo, el matrimonio entre personas del mismo sexo, por qué no hay ninguna sociedad que haya legislado, por ejemplo, para que la jornada laboral de la mujer tan pronto se convierta en madre, sea de la mitad del tiempo. Es decir, si en un trabajo de oficina la labor comienza a las 8 de la mañana y termina a las 6 de la tarde, la mujer madre trabajaría solo hasta las una de la tarde. O de la una de la tarde hasta las 6. Aumentaría la calidad del fruto que está creciendo solito en casa con la televisión y el Internet. ¡Soñemos, que soñar no cuesta nada!

3 comentarios:

anabarraza dijo...

muy bueno :]

eli dijo...

... mmm... es solo que tu punto de vista parece muy simple. Se culpa de lo malo a una madre semi aucente. Claro que que quien quiera tener hijos, debería estar dispuesto y en condiciones de cuidarlos, por lo que el problema va más allá de unas cuantas madres. Si un pequeño se siente solo es culpa de su mami, y si su mami no puede cuidarlo es culpa de si misma...? Lo que sucede es que toda la sociedad esta invertida,pero no respecto a los principios que mencionas, que parecen demasiado bíblicos además : S, sino a los propios valores y la propia moral. Una mujer cuya ambicn mayor es ser ingeniera, o aquella que sueñe desde niña con ser maestra de pre escolar, debería renunciar a todo eso por su niño...? o más bien buscar la forma de educarlo en base a los logros y lo que ha hecho con su vida? Las jornadas largas son parte del problema, pero no son causa de los niños malcriados, esto lo logra la falta de interés por el propio hijo.

Anónimo dijo...

es interesante tu punto de vista... sin embargo que hay de aquella madre q "descuida" y lo pongo entre comillas, porque tiene q trabajar mañana y tarde por sus hijos, para q tengan educacion alimentacion vivienda, etc. etc. ya que no tienen un padre q luche por ellos, porq abandono el hogar, murio o simplemente se fue antes de q nacieran los hijos...

la labor de una madre es importante y valiosa y mucho mas cuando trabaja y saca adelante a sus hijos de forma honrada