miércoles, julio 28, 2010

¿DESTINO O LIBRE ALBEDRÍO?

¿Somos libres de ‘hacer’ nuestras vidas, o tenemos un destino marcado?
Esta pregunta que la humanidad se ha planteado desde siempre, nunca ha tenido una respuesta satisfactoria. En la Grecia clásica se creía que los dioses nos habían impuesto un destino del cual no podíamos apartarnos. En nuestra civilización occidental, donde el dinero es el alfa y la omega de la vida, hizo carrera la creencia de que podíamos labrar nuestro futuro. Ejemplo de ello, son todos los ricos del mundo, que nos cuentan en sus autobiografías que empezaron muy pobres.

Sin embargo, esta creencia no resiste el menor análisis: si fuéramos dueños de nuestro destino, en primer lugar, no nos enfermaríamos. Además, evitaríamos los inviernos crudos y los veranos sofocantes. Y lo mejor: no existirían pobres. ¡Todos seríamos ricos! La réplica de que “no hacemos todo lo que deberíamos, para ser ricos”, es un comodín para disimular que realmente no manejamos nuestro destino.

Pero tampoco nos gusta un destino marcado por el cual debemos transitar como autómatas, sin ninguna iniciativa por parte nuestra. Por esta razón, hay una creencia intermedia que satisface a muchos: Ni del todo Destino, ni del todo Libre Albedrío. Según esta creencia, la vida es similar a una hoja en blanco donde existen una serie de puntos numerados. Se comienza en el punto número 1 y se sigue hasta el número final. Entonces aparece un dibujo. El dibujo de nuestra vida. No podemos realizar un dibujo diferente. No podemos salirnos de los puntos ni de su orden. Pero somos libres de escoger el color del lápiz. Somos libres del grosor de la línea. Somos libres de embellecer el frío esquema que marcan las líneas, con sombras, con colores. Pero el dibujo será el mismo. Imaginemos una rosa. Siempre será rosa, pero algunos la colorearán, otros la dejarán en blanco y negro, otros, dejarán solo las líneas escuetas, otros le pondrán relieve, 3D, etc. La diferencia entre una vida digna y otra indigna.

Para más reflexiones sobre este tema tan controversial pueden visitar la página de LA CIENCIA DE LA VIDA o también GRAN PROYECTO INTERDISCIPLINARIO PARA DESCUBRIR SI TENEMOS LIBRE ALBEDRÍO, entre muchas opciones.

jueves, julio 22, 2010

HABITANTE 7 MIL MILLONES

ESTE AÑO NACERÁ EL HABITANTE NÚMERO 7 MIL MILLONES ¿QUÉ LE DIRÍAMOS?

Una respuesta podría ser:

Habitante No.7 mil millones:
Encontrarás un mundo que a quienes hace años lo habitamos, nos produce vergüenza. Solo se me ocurre decirte que pruebes haciendo todo lo contrario de nosotros: dale menos importancia al dinero, al consumo, al sexo, a la apariencia y a los “mass media”, y más bien privilegia el Espíritu –que solo habla desde tu interior-. Entonces quien sabe, quizás algún día el mundo sea diferente y puedas sentirte orgulloso de recibir a alguien más.