martes, enero 31, 2006

¿MEDITACIÓN?

El sentimiento de insatisfacción respecto de la vida, me llevó a indagar si valía la pena vivir o no, si la vida tenía algún sentido o no; era una pregunta desesperada. Sin embargo, no por estar desesperado, dejé de oír esa voz interior que me repetía un consejo de hace miles de años: “Hombre conócete a ti mismo”. No sabía por qué, pero me parecía claro que para contestar esas preguntas debería buscar en mí mismo; que para encontrar satisfacción y sentido en la vida, tenía que buscar dentro de mí. Pero conocerme a mí mismo no es fácil. ¿Dónde empezar? Tenía que buscar a quienes saben, para que me enseñaran cómo conocerme a mí mismo.

¿Quiénes saben? La voz interior me indicaba que los estudiosos de la mente y la personalidad: psiquiatras y psicólogos, así como los maestros yoguis y monjes budistas. Entonces me apliqué a leer a maestros en estos campos, y con el tiempo fui descubriendo que todos coincidían en una sola llave para abrir la puerta interior: LA MEDITACIÓN.

He comenzado a meditar y puedo afirmar que poco a poco mi forma de ver el mundo está cambiando; no podría decir por qué, ya que no soy yogui, ni monje budista, ni psiquiatra transpersonal, pero la práctica meditativa ejerce una poderosa influencia benéfica en el meditador. Las preguntas de si vale la pena vivir o si la vida tiene sentido, ahora me parecen sin sentido.

Seguiré meditando.