lunes, mayo 16, 2005

¿Cómo comenzar a conocerme?

Me miro en un espejo:
Ahí estoy en mi forma física, misma que conoce todo el mundo desde mi madre, hasta la última persona que se cruzó conmigo en la calle. Pero esa forma física no es estática, no está quieta delante de un espejo, sino que se mueve, ríe, llora, habla, camina, se sienta, salta, cruza las piernas, entrecruza los dedos de las manos y muchísimos otros movimientos.
¿Qué hace que mi forma física ejecute toda esa serie de movimientos?
Yo.
¿Quién es “Yo”?
“Yo” es el que está por dentro de la forma física, el que piensa y da ordenes a la forma física.
¿Entonces “Yo” es una cosa diferente de mi forma física?
Sí, porque si “Yo”, no se puede localizar (así como por ejemplo localizo mi diente incisivo derecho), quiere decir que “Yo” no participa de la forma física, aunque vive dentro de la forma física.
Quizá “Yo” esté en el pensamiento.
¿Y dónde está el pensamiento?
En el cerebro.
¿En qué parte del cerebro, entonces, está Yo?
En todas partes del cerebro y en ninguna.
De manera intuitiva sé que en mi cerebro está mi pensamiento y por consiguiente, allí puedo encontrar pistas para hallar el Yo.

Retomando el conocimiento de mí mismo, concluyo que lo que veo en el espejo, la forma física, ha sido, es y será conocida por la ciencia.
Lo que no se ve, “Yo”, ha sido estudiado por filósofos, psiquiatras, psicólogos, religiosos y poetas.
Entonces si busco orientación en alguna de ellos, haré bien, pues han recorrido un camino que yo apenas comienzo.
Sin embargo, el sentido común me dice que conocer el “Yo”, solo puede hacerlo cada ser humano.
Yo soy el único que puedo conocer mi Yo. El único que puedo conocerme a mí mismo.

Cerebro, Pensamiento, Yo.
De lo físico a lo no físico. En ese orden empezaré a conocerme.

Un buen material en Internet se encuentra en la página del profesor George Boeree.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

como puedo conocer a mi yo?, conocerme a mi mismo

Anónimo dijo...

Tal y como conoces a las personas que amas, conociendo que le gusta, que disfruta, que le interesa, que siente, que le importa, que expresa ese "yo". Lo mágico es que ese Yo es tan fácil de moldear que puedes mejorarlo todo el tiempo, hacerlo más autentico cada día.El yo que se encuentra a si mismo es el que se cerca a ti. Cuando los dos son uno solo puedes decir que te has encontrado.

unamaria dijo...

No es tan facil..acabo de cumplir 50 años y todavía estoy en ello..y lo que me falta!!

Anónimo dijo...

creo que es difícil conocernos realmente como somos,yo creí saber quien era ese 3 años estaba segura de mi misma,de quien era...hoy no se quien soy,me desconozco totalmente,no se adonde voy y que quiero,estoy confundida me he perdido y no se como encontrarme yo misma!!!

Anónimo dijo...

es dificil conocerse uno mismo, mas porque creo que el yo es un verbo, siempre en busca de nuevas situaciones, un ser cambiante lleno de dudas y de experiencias,creo que debe ser una constante exploracion interna puesto que solemos diferir en ciertas etapas o circunstancias de la vida.