martes, marzo 15, 2005

¿Estamos condenados?

Es difícil encontrarle un sentido a la vida. ¿Es acaso trabajar para conseguir las cosas materiales que necesitamos? Evidentemente lo material es primero que todo, ¿pero valdrá la pena pasar toda una vida en busca de bienes materiales? Definitivamente, no.

Deben existir cosas más elevadas en la vida, quizá de índole intelectual o espiritual, pero si observamos a la mayor parte de los humanos, pasan toda la vida buscando, ni siquiera, bienes materiales, sino la comida diaria. Vidas que se extinguen al cabo de 40, 60 o 70 años y todo lo que hicieron fue luchar a diario por una comida. Muy poco o nada de intelecto y mucho menos de espíritu.

La estirpe humana como tal, ¿está condenada en su mayor parte a vivir solo para comer? ¿Cómo salir de esta condena?

No hay comentarios.: